EL PAÍS DEL ARCO IRIS

EL PAÍS DEL ARCO IRIS

Allí nació el líder Nelson Mandela. Una patria tan diversa como la variedad de culturas, razas y lenguas que lo habitan. Para descubrirlo, la empresa Lion World Travel ha diseñado un paquete turístico de lujo denominado Majestic South Africa.

SAT-000-1399G

Por Diana Herrera Rusinque

Fotos: Lion World Travel y South Africa Tourism

No es gratuito que los periódicos The New York Times y The Guardian, de Estados Unidos e Inglaterra respectivamente, hayan escogido a Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, como el primer destino para visitar por los viajeros del mundo. Después de todo este lugar está enmarcado en uno de los países más fascinantes que puedan existir, dueño de una diversidad dada por la variedad de culturas, razas y lenguas que lo habitan.

Africanos y europeos pueblan Sudáfrica desde épocas remotas, en una convivencia que ha tenido episodios tristes y deplorables como el apartheid, pero también instantes de gloria como el regreso de la libertad y la democracia de la mano del fallecido presidente Nelson Mandela.

view cape point

Un viaje fantástico

Es tan rica la pluralidad sudafricana, que el arzobispo Desmond Tutu no dudó en calificar a su nación como ‘El país del arco iris’. Y es precisamente esa  variedad de colores la que invita a descubrir el paquete turístico Majestic South Africa, diseñado por Lion World Travel.

Este viaje fantástico se inicia en Ciudad del Cabo, donde los visitantes tienen la oportunidad de alojarse en el lujoso hotel Table Bay, localizado en el corazón de Victoria y Alfred Waterfront, el emblemático puerto de la ciudad.

cable

Este lugar vibra con su agitada vida diurna y nocturna. Desde la ventana del hotel es posible apreciar la multitud de embarcaciones que atracan en él. Más de cerca, nada mejor que recorrer sus pequeños mercados, en donde abundan las artesanías surafricanas, y divertirse con los espectáculos callejeros que abundan por doquier. Este es también el escenario donde se distribuyen algunos de los mejores bares y restaurantes de la zona, los cuales emanan el ambiente cosmopolita de una ciudad del siglo XXI.

La estadía en Ciudad del Cabo es una oportunidad perfecta para dar un paseo en teleférico hasta la cima de Table Mountain, la montaña que domina con su presencia toda esta área. Si la vista desde cualquier punto de esta urbe es fantástica, en las alturas adquiere dimensiones sorprendentes ya que es posible apreciar una visual de 360° no sólo de la ciudad sino de las playas que la rodean y de la Península del Cabo. Si además de apreciar el paisaje los viajeros quieren hacer un poco de ejercicio, siempre tienen la alternativa de ascender la montaña haciendo un poco de trekking y escalada.

Boulders-Beach

Ciudad del Cabo tiene otras maravillas naturales para deleitar a sus visitantes. Una de ellas es el Kirstenbosch National Botanical Garden, un paraíso en el que se conjugan las más variadas especies vegetales del país. De igual manera resultan imperdibles las especies marinas que habitan el Two Oceans Aquarium, los paisajes de la Península del Cabo y las majestuosas playas de Camps Bay.

Para conocer uno de los episodios más importantes en la historia del país nada mejor que aproximarse hasta Robben Island, la isla donde permaneció prisionero por espacio de 27 años Nelson Mandela. Los recorridos guiados a lo largo de la prisión permiten entender la lucha de este hombre por la igualdad y la libertad, la cual le permitió ser honrado con el Premio Nobel de la Paz en 1993.

Cumplido el itinerario en Ciudad del Cabo, llega el momento de entrar en contacto con el lado más agreste de Sudáfrica. Y para hacerlo nada mejor que hospedarse en el Hanglip Mountain Lodge, un alojamiento cinco estrellas que durante tres días ofrece una mezcla única de lujo y las maravillas del desierto africano.

Desde las suites provistas con terrazas privadas se aprecia la imponente vista de un lago, así como las llanuras que se extienden hasta las montañas Hanglip y Waterberg. Los huéspedes tienen dos alternativas para disfrutar de esta maravilla natural.

La primera es unirse en un vuelo panorámico en helicóptero, que les permitirá observar desde las alturas las 22.000 hectáreas que comprende la reserva Entabani Safary Conservancy. El final de la travesía es un delicioso picnic en la cima de la montaña Hanglip. La segunda es participar de un auténtico safari, con leones a bordo y todo, que los llevará a encontrarse de tú a tú con la variada fauna de un país que tiene tanto de cosmopolita como de salvaje; de tradicional como de contemporáneo; y que por este motivo resulta de obligada visita para todo viajero que se precie de ser llamado como tal.

www.lionworldtravel.com

www.southafrica.net

Anterior UNA CASA EN MADRID (ESPAÑA)
Siguiente SEBASTIÁN MARTÍNEZ

Autor

Puede Interesarte

Destinos 0 Comments

El Ecoturismo, otro encanto de San Andrés

  Gracias a los programas de difusión turística como el del Fondo de Turismo (Fontur) del Ministerio de Comercio, Industria  y Turismo , cuenta con otras alternativas que, sí no

Destinos 0 Comments

RICHMOND SUITES, UN HOTEL ECOSOSTENIBLE

Si somos coherentes con lo que pensamos, las empresas y las personas que defendemos el cuidado medioambiental, deberíamos preferir un hotel como el Richmond Suites Bogotá, que está a la

Destinos 0 Comments

EL MAESTRO BOTERO VISITA LA SUITE QUE LLEVA SU NOMBRE

En su más reciente visita a Cartagena, el Maestro Fernando Botero se convirtió en el visitante más ilustre de la reconocida y premiada Suite Presidencial del Hotel Sofitel Legend Santa

0 Comentario

¡Sin comentarios aún!

Puedes ser el primero ¡Comenta esta publicación!