Homenaje póstumo a Orlando Cadavid Correa

Homenaje póstumo a Orlando Cadavid Correa

ORLANDO CADAVID CORREA falleció el pasado 27 de junio en Medellín. El maestro de maestros del periodismo, en quien se conjugaban todas las virtudes de un excelente comunicador, respetuoso del idioma, gran escritor y consagrado lector.

«Sin confirmar no lo decimos”. Esta fue una de las frases que le dio identidad a su veracidad y ética. Hasta siempre maestro, usted fue el mejor periodista, profesional sin mancha. Gracias por su legado.

Por Edgard Hozzman / Desde Londonderry New Hampshire. 27-06-22

Orlando Cadavid Correa fue un profesional, serio, objetivo, ético, decano del periodismo responsable, hecho con el esfuerzo diario, con la sabiduría que le dio la experiencia y la mística por su profesión.

Su gestión al frente de Radio Sucesos RCN, la agencia Colprensa, Caracol Radio dejó la huella de su vocación y talento, el sello de su nombre, sinónimo de excelencia y ética.

Orlando Cadavid con su pluma redactó buena parte de la historia de los últimos sesenta años de Colombia, fue un periodista que presentía el suceso, la noticia o lo que en el argot periodístico se conocía como chiva.

Por su objetividad, ética e imparcialidad fue un periodista respetado, admirado y de gran credibilidad, fue un profesional sin mancha, enemigo de reconocimientos y homenajes, para él lo más importante era la verdad y la noticia seria y objetiva, su lema, “sin confirmar no lo decimos”.

Orlando, fue grande, sin vanidad. Al preguntarle  ¿cómo se definiría?, comentó sin rodeos, “soy un paisa nacido en Bello, muy cerca de Medellín, formado como periodista a puro pulso en Manizales, al lado de Eucario Bermúdez, en la legendaria Transmisora Caldas”.

Allá pasó, además, por la dirección de los noticieros de la Voz del Ruíz, de Caracol, y Radio Manizales, de Todelar (en los tiempos del maestro Antonio Pardo), y fue corresponsal de El Espectador, primero, y El Tiempo después, antes de recalar en Bogotá, donde fue jefe de redacción y director de Radio sucesos RCN.

También fue cofundador de la agencia de noticias Colprensa, hasta que fue llamado por Yamid Amat a hacerse cargo del servicio informativo de Caracol en Medellín, en los convulsivos tiempos de la demencial arremetida del mafioso Pablo Escobar contra el estado colombiano.

Tiene tres hijos: las manizaleñas Tatiana y Pamela y el varón Orlando Júnior, bogotano. Y tres pequeños nietos: Tomás, Sebastián y Sofía.

Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.).

El maestro de maestros de la noticia: Orlando Cadavid Correa

Entrevista de Pantalla & Dial editada el 7-15-2013

Orlando Cadavid Correa (Q.E.P.D.)

Londonderry New Hampshire. Orlando Cadavid Correa es sinónimo de excelencia en el periodismo. Redactor y lector como pocos. Magistral escritor de informaciones y maestro de maestros del llamado “lead”.

Es una enciclopedia viviente. Es también, el verdadero decano del periodismo hecho con el esfuerzo de la noticia, con el trabajo diario y con la sabiduría de la experiencia.

Cuando era director de Radiosucesos de RCN o de la agencia Colprensa, las salas de redacción, producían un sonido especial: las máquinas de escribir no paraban, los télex hacían sus bullas noticiosas y Orlando, con su café permanente en su escritorio, leía notas, periódicos o simplemente pedía resultados a sus periodistas. Eran tiempos de sinfonías informativas.

Ha sido rey de la “chiva” durante más de cuatro décadas. Centenares de noticias pasan por su mente, son creadas en sus manos y se divulgan mundialmente. Tiene un sinfín de fuentes de “altísima fidelidad” que lo ubican en los pedestales de los grandes periodistas de Colombia por su seriedad, responsabilidad e imparcialidad.

Buena parte de la historia de Colombia de los últimos 50 años ha sido redactada por Orlando Cadavid Correa, el serio periodista, lejano de homenajes, pero amante de la verdad y la perfecta noticia.

Admirador del periodismo nacional de Antonio Pardo García, el revolucionario de la radio y de la redacción internacional de la Associated Press, reconoce que un buen “lead” es mejor que mil twitter.

–¿En su opinión, ¿qué está pasando con el periodismo en Colombia?

–Tomo en calidad de préstamo el título de la declaración que acaba de expedir el presidente del CBP, William Giraldo Ceballos: “En Colombia se ejerce el periodismo bajo intimidación”. Por razones de seguridad, no tengo nada más que agregar.

–¿Quién le enseñó a manejar perfectamente el lead?

–Quítele lo de “perfectamente”. Aprendí a asimilarlo a distancia, cuando me iniciaba, en Manizales, muy joven, siguiendo atentamente los encabezados de las noticias de don Antonio Pardo, en las 3 emisiones de Última Hora Caracol, y en los despachos del Servicio Nacional de Prensa, su agencia. También seguía con viva atención los cables de la AP (Associated Press) que firmaban Ary Moleón y Vicente Panetta.

–¿Qué son las noticias para Orlando Cadavid Correa?

–Son el diario discurrir de lo que está pasando en la ciudad o la nación en las que vivimos y en el mundo que habitamos. Todos los episodios del momento,  juntos, en la gran aldea global de Don McLuhan.

–Usted ha sido uno de los grandes periodistas de Colombia. ¿Por qué no acepta los reconocimientos?

Eso no es cierto. Quítele lo de “grande”, a no ser que se quiera referir a mis 1.90 de estatura. En el oficio hay personas con muchos más méritos que han sido tan injustamente olvidados que ni pensión de jubilación tienen.

–¿Se están formando ahora buenos periodistas o buenos comunicadores?

–Sí, se forman buenos periodistas, pero llegan sin roce, muy crudos, sin práctica a los medios. La culpa es de las facultades que no los capacitan como es debido.  Cuando aterrizan en una redacción, no tienen idea del manejo del teclado de un computador o de una máquina de escribir.  También acusan un desconocimiento absoluto de la historia del país y de sus dirigentes de ayer y de hoy. Una joven recién egresada me llamó un día a preguntarme si tenía los teléfonos o la dirección de la casa de una señora llamada Helena Vargas, que necesitaba entrevistarla. (La bisoñita del cuento buscaba a “La Ronca” en el momento en que la velaban en Cali).

–¿Se une a las versiones que consideran que el periodismo en Colombia está desapareciendo?

–No estoy de acuerdo con esas versiones. El periodismo no desaparecerá jamás.

–¿Quién hace buen periodismo en Colombia?

–En radio, Julio Sánchez Cristo; en TV, Yamid Amat y Cecilia Orozco; en impresos, Felipe López, en Semana.

–¿Eje 21 surgió como idea para enseñar a hacer buen periodismo?

–Esa nunca ha sido la pretensión del exitoso diario digital que emite desde Manizales y goza de enorme audiencia entre los internautas porque funciona al ritmo de la noticia inmediata, en caliente, ya sea nacional o internacional.

–¿Por qué el nombre de Eje 21?

–El Eje recoge las tres regiones que antes conformaron el Gran Caldas, con Risaralda y Quindío. Y el 21 se refiere al siglo XXI. Nos vimos obligados a ponerlo en números arábigos porque el servidor no admite números romanos.

–¿Le duele aún su retiro de RCN Radio?

–Jamás me dolió haber renunciado a la dirección de noticias de RCN, en agosto de 1980. Era un cargo muy difícil de desempeñar porque todos los mandos de la Organización Ardila daban órdenes y contraórdenes, incluida doña Maruja Iragorri, la señora de turno del dueño del aviso. Llegué a tener 25 jefes, incluido el jefe de los escoltas del patrón. Eso era inaguantable.  El día que salí de allí sentí tanto alivio, tanto regocijo, como si me hubiera quitado el “Titanic” de encima.

–¿Tantos encargos y cargos lo cansaron en RCN?

–Mi dimisión la precipitó la fuerte presión de Ardila para que yo aceptara como «asistente» de la dirección al infumable Darío Hoyos, «El pájaro», quien se convertiría seguramente, a través de sus intrigas, en mi «jefe» número 26 en la Organización. Mejor solo que mal acompañado.  Y me fui a subdirigir El Espacio, donde apenas duré un mes porque esa mezcla de sangre y semen nunca fue de mi agrado.

–¿Fue Colprensa su mejor época como periodista?

–Si señor, una de las más bellas, porque montamos una agencia que no tomaba las noticias de la radio sino que eran buscadas por los propios redactores de planta. Don Pepe Romero, que en gloria esté, hacía grabar los noticieros radiales y de allí tomaba el 95% del servicio para los abonados a “Colombia Press”.

–¿Caracol Manizales lo dejó soñar y expresarse a todo dar?

–Si, fue una bonita experiencia, aunque taladrada por la catastrófica erupción del Volcán del Ruíz que mató a 25.000 personas en Armero y Chinchiná.

–Es un coleccionista de música, pero ¿con cuáles temas se emociona más?

–Soy universal. Melómano absoluto, desde Los Beatles hasta Los Carrangueros de Ráquira. Me gustan todos los géneros: los boleros, el tango, el son cubano, Niche, Joe, y el folclor mejicano.

–Como permanente lector, ¿qué lee en estos días?

Los Cuentos Imprescindibles del ruso Anton Chejov. Se lo recomiendo.

–¿De los de personajes del medio que ha conocido en su vida, de quiénes ha aprendido más?

–En la radio, Eucario Bermúdez; en el periodismo de 3 paisas: Antonio Pardo García, Javier Baena y Rodrigo Pareja, y un caldense, Daladier Osorio.

–¿Cuándo se fregó este país?

–Cuando la mafia se apoderó de los partidos políticos.

–¿Qué le hace falta a este proceso de paz?

–Mayor franqueza de las partes sentadas a la mesa, en La Habana.

–¿Qué noticia no le hubiera gustado redactar?

–El vil asesinato, en cautiverio, de la reina Doris Gil Santamaría.

–De todos sus equipos periodísticos que armó, ¿cuál fue su mejor selección?

–El de RCN Radio, encabezado por Ángel Romeo, Pacho Tulande, Édgar Artunduaga y Marcos Jara.  Y el de Colprensa, con Óscar Domínguez, Guillermo Romero, Giraldo Gaitán, Hernando Salazar, Alberto Saldarriaga, José Ramón Núñez, Arturo Jaimes y Roberto Vargas.

–¿Qué siente cuando lo llaman “maestro de maestros”?

–Bochorno. Soy maestro de nada y aprendiz de todo. El país sabe cuáles han sido los verdaderos maestros del oficio.

–¿Quién ha sido su mejor alumno?

–Exímame de esa respuesta para no herir susceptibilidades.

–¿Qué noticiero no escucha jamás?

–RCN Radio. Tampoco veo el Canal RCN.

–¿Qué ha representado el internet para Orlando?

–Un privilegio haber alcanzado a disfrutar de la magia de las redes sociales.

–¿Cuántas fuentes de alta fidelidad mantiene todavía para sus columnas y su página?

–Me quedan muy pocas, pero muy efectivas: 25.

–¿Cuál es el secreto para redactar bien una noticia?

–Más que secreto, Edgar, es una técnica que el periodista va perfeccionando con el paso del tiempo. Para los que acaban de llegar al oficio, los pasos para ser un buen redactor están detallados en el libro “Una apuesta por el periodismo”, del maestro Pardo García, el papá de todos nosotros.

ehozzman1@yahoo.com

Guillermo Romero Salamanca es uno de los periodistas que no solo fue alumno y compañero en la redacción de Colprensa. Cadavid admiraba a «Guillo» por su versatilidad en los temas periodísticos que abordaba y le rinde homenaje al maestro.

Anterior Carlos Alberto Gutiérrez, el más importante y exitoso ejecutivo discográfico hispanoamericano
Siguiente Rob Lowe estrena en Colombia su serie Wild Bill

Autor

Revista MOMENTOS
Revista MOMENTOS 4600 posts

La Revista MOMENTOS es una bella publicación bimestral, impresa y digital, sobre Estilo y Calidad de Vida. Salud, Belleza, Viajes, Ambientes & Diseño, Tecnología, Cultura, Arte, Moda, Educación, Espectáculos, Entretenimiento, y Personajes de Actualidad, son algunas de las secciones incluidas en esta interesante publicación. Si desea recibir las próximas ediciones de la revista en formato virtual, escríbanos a inforevistamomentos@gmail.com, y se la enviaremos a su dirección de correo electrónico. Gracias por seguirnos.

Puede Interesarte

Personajes 0 Comments

SHAKIRA lanza hoy su muy anticipado álbum de estudio EL DORADO

De este disco se han desprendido éxitos de la talla de “Me Enamoré”, “Chantaje,” “Deja Vu” y “La Bicicleta”. MIAMI (26 de mayo, 2017) – Desde hace meses, sus millones de

Personajes 0 Comments

FRANCO PARRA ORTIZ: CUANDO LOS SUEÑOS NO TIENEN LÍMITES

Si tuviera que pintar cómo es él se plasmaría como la jirafa que creó para la ilustración de la botella de edición limitada Smirnoff X1 Lulo: fuerte, valiente y diferente.

Personajes 0 Comments

Un tinto amargo con Jorge Reynolds Pombo

El 14 de noviembre le entregarán el Premio al Mérito MOMENTOS. Por Guillermo Romero Salamanca Hace un buen tiempo, el gran profesor de filosofía Asdrúbal Valencia me llamó y me

0 Comentario

¡Sin comentarios aún!

Puedes ser el primero ¡Comenta esta publicación!

Deja una respuesta