EL NOMBRE ES UN SECRETO

EL NOMBRE ES UN SECRETO

La importancia que tiene la escogencia de un nombre, al momento de darle vida a un personaje dentro de una obra literaria, repercute en la relación del modo en que actúa con la manera en que es llamado.

Jacobo Viveros Granja, escritor.

Por Jacobo Viveros Granja[1]

Recuerdo que en un texto sagrado el nombre puede ser un misterio, un enigma difícil de traducir (pienso en la pregunta que le hace Moisés a Dios acerca de cómo llamarlo si le preguntan los hijos de Israel). Lo mismo sucede con los nombres que llevan los personajes en la literatura, de allí que sea clave para el escritor saber cómo llamar a cada uno. No se deja nada al azar en la escritura de un cuento o de una novela. Vamos a ver algunos ejemplos:

Si en un texto literario leemos: “Apolo se sentó en su silla y empezó a contemplar el agua, de repente sintió que del recipiente salían imágenes del futuro”, observen que este personaje es un adivino que está conociendo lo que va a suceder a través de imágenes que brotan de las aguas, el lector deberá descubrir que su nombre no es gratuito, pues Apolo en la mitología griega es un dios asociado con el oráculo de Delfos, lugar al cual muchos acudieron para hacer sus consultas, cuyas respuestas no dejaban de ser más misteriosas.

Según esta primera explicación, el escritor cuando tiene claridad sobre el destino de su personaje, las características de este mismo y otros rasgos, puede pensar que el nombre que lleve se justifique por la vida que el autor le ha creado. A veces, hay una vía fácil al asignar un nombre a un personaje, y consiste en recordar alguno que la tradición lo ha convertido en el símbolo de cierta cualidad o defecto. Pensemos que en una novela debe aparecer un personaje que tenga en cierto momento que traicionar a alguien, al hablar del concepto de “traición” inmediatamente una gran cantidad de personas recordará la palabra “Judas”. Sin embargo, asignarle este nombre a un personaje, por el simple hecho de que cometerá una traición es un mecanismo poco admirable, pues la literatura no debería ser tan evidente, es por ello que el escritor buscará una estrategia que mantenga dicho nombre pero con una leve distancia, la cual obligará al lector a investigar por qué el traidor de nuestra novela se llama “Yehūḏā”, y sólo entonces encontrará a qué equivale ese vocablo, es decir, a la palabra más conocida pero que habría que evitar: “Judas”.

Desde el punto de vista del lector, ¿qué debemos tener en cuenta al tratar de justificar un nombre con el personaje que lo lleva? Considero que en todo ejercicio de interpretación se tiende a encontrar significados que el autor no pensó pero que desde nuestro conocimiento tienen sentido. El caso que les describo a continuación tiene que ver con ello, imaginemos que durante la lectura de un cuento uno de los personajes es pintor, y se llama Leonardo, según lo que estamos analizando en este artículo, muchos pensaríamos que se llama de esta forma como una alusión a Leonardo Da Vinci. Lo cual puede ser, pero además el escritor pudo haberle dado ese nombre porque así se llamaba un familiar que trabajaba en el dibujo y la pintura; o quizás es una referencia al nombre de otro personaje que también se dedica a las artes y pertenece a una obra literaria de otro autor.

El tema de los nombres no solamente se asigna a personajes humanos sino también a lugares, objetos y animales. En muchas películas de ciencia ficción se tiende al recurso estereotipado de escapar de la destrucción del planeta a través de una inmensa nave que sólo llevará a algún lugar del espacio a ciertos elegidos y, dentro de ella, se transporta también material genético de otras formas de vida. La nave podría llamarse “Nūḥ”, muchos dejarían pasar ese detalle y seguir observando la película, pero otros sentirán que en ciertos aspectos esa nave se asemeja al Arca de Noé, es entonces cuando alguien descubre que en el Islam Noé es llamado “Nūḥ”.

Las ideas sobre los nombres son muchísimas para un escritor, mencionaré algunas situaciones y ustedes podrían proponer nombres para estos lugares, por ejemplo: pensemos que estamos leyendo una novela que cuenta sobre un edificio gigantesco construido en una ciudad, el rascacielos es tan alto que al verlo desde abajo pareciera perderse entre las nubes, cuando un personaje ingresa en él, siente que en cada piso hay una nación, como si la construcción misma contuviera todas las lenguas del mundo. Con el tiempo, la edificación sería abandonada… ¿qué nombre le darían ustedes a esa construcción?

Las reflexiones que brindemos en este artículo acerca de lo que podría ser la literatura y cómo escribir, solamente deben ser entendidas como hipótesis, William Shakespeare (1564-1616) en Romeo y Julieta, hace que ella pregunte: “¿Qué hay en un nombre?” y allí se revela que la rosa seguiría perfumando si tuviera otra denominación. No creo que sea así en la literatura, pues esta es un juego de sentidos y de seguimientos de pistas, donde el lector debería estar al acecho de las respuestas.

En otro artículo titulado “El cofre hermético” hablé de algunos códigos que se manejaban en la literatura, este artículo pudo haberse llamado “Hermes dentro de un cofre”, quizás complementa al primero, aunque el verdadero nombre de alguien siempre sea un secreto.

[1] Escritor y profesor universitario

Anterior DOMENICA SE IMPONE CON SU LÍNEA INSTITUCIONAL
Siguiente Cocinero caleño es la sensación en Kwai por su sazón y sus videos de recetas

Autor

Revista MOMENTOS
Revista MOMENTOS 4042 posts

La Revista MOMENTOS es una bella publicación bimestral, impresa y digital, sobre Estilo y Calidad de Vida. Salud, Belleza, Viajes, Ambientes & Diseño, Tecnología, Cultura, Arte, Moda, Educación, Espectáculos, Entretenimiento, y Personajes de Actualidad, son algunas de las secciones incluidas en esta interesante publicación. Si desea recibir las próximas ediciones de la revista en formato virtual, escríbanos a inforevistamomentos@gmail.com, y se la enviaremos a su dirección de correo electrónico. Gracias por seguirnos.

Puede Interesarte

Educación 0 Comments

Todos a vivir el reencuentro: FILBo 2022

Con más de 1.600 eventos presenciales en Corferias y más de 105 en otros espacios de la ciudad, regresa la Feria Internacional del Libro de Bogotá.  Del 19 de abril

Cultura 0 Comments

Ediciones Urano pone en marcha la campaña #QuieroLeerEnCasa

Aquí tienen diferentes actividades y promociones para que puedan disfrutar de la lectura sin moverse de su casa. Ediciones Urano pone en marcha una serie de acciones y actividades para

Televisión 0 Comments

LIFETIME ANUNCIA SU PRESENCIA EN LA FILBo 2021

Por primera vez el canal de televisión por suscripción de origen estadounidense, con contenido exclusivo para mujeres,  se une al evento más destacado de la capital colombiana en su edición

0 Comentario

¡Sin comentarios aún!

Puedes ser el primero ¡Comenta esta publicación!

Deja una respuesta