Marco Tulio Calderón Peñaloza: UN VISIONARIO DE LA ACADEMIA

Marco Tulio Calderón Peñaloza: UN VISIONARIO DE LA ACADEMIA

Rector de la Universidad La Gran Colombia, cargo que asumió el 26 de noviembre del 2019, ejerce su liderazgo expandiendo la institución, llevándola a las regiones, implementando nuevas tecnologías y sacando adelante la certificación en alta calidad.

POR GERMÁN MATAMOROS / DIANA HERRERA RUSINQUE
FOTOS JUAN CARLOS GUERRERO BELTRÁN /ARCHIVO UGC
Este educador no oculta su pasión por la enseñanza. Asume su guía en el liderazgo sobre la base de la preparación de alta calidad y el desafío con los cambios que imponen el desarrollo y los avances en las carreras universitarias. El doctor Marco Tulio Calderón Peñaloza vive y respira por la academia como un gran visionario de los procesos que imponen los nuevos retos en la formación profesional.

¿Cómo fue el proceso para ser elegido rector de la Universidad?
La Consiliatura sabía de mi trayectoria, del conocimiento que yo traía de la universidad y me eligieron como rector con la confianza de encomendarme el liderazgo de este proceso. Hemos demostrado que pudimos afrontar la pandemia que ocurrió entre el 2020-2021, y en estos momentos adelantamos los procesos de acreditación de alta calidad de la institución; hicimos la adecuación de todas las políticas de acuerdo con las normativas que se expidieron en el 2019 y en el 2020 en el Ministerio de Educación.

¿Cuál es el plan de expansión que se está implementando en la universidad tanto en Bogotá como en el resto del país?
La Universidad La Gran Colombia ha asumido la construcción de sus nuevos campus con sostenibilidad, como amigos del planeta. Por esa razón, los proyectos que tenemos para Bogotá están certificados con alta calidad ambiental y, en Medellín, ya tenemos el edificio terminado, estamos ahora en proceso de amoblamiento. Allá vamos a inaugurar el nuevo centro de tecnología de Medellín para honrar ese distrito que ahora es de ciencia, innovación y tecnología. Todos nuestros programas van a manejar tecnología virtual para los procesos que tenga la Universidad La Gran Colombia en esa región.
También tenemos un proyecto en Boyacá, en Paipa, con programas agroindustriales y pecuarios como veterinaria y zootecnia. Adelantamos un proyecto también en Cumaral para favorecer el Meta y la Orinoquía, y queremos impulsar en Casanare programas agroindustriales que son muy importantes para el desarrollo de las regiones. Ir a estas zonas es esencial porque el egresado se prepara y se queda en su región. Nosotros aquí en Bogotá tenemos muchos estudiantes de las regiones, pero ellos se enamoran y se quedan aquí y las regiones pierden ese capital humano.

En un artículo reciente usted indicaba que las universidades tienen retos demográficos y financieros para superar la disminución de sus estudiantes, ¿de qué manera la Universidad La Gran Colombia está asumiendo y superando estos desafíos?
El reto demográfico lo asumimos yendo a las regiones, porque en las ciudades ya los muchachos no quieren tener hijos, los matrimonios y los noviazgo son bajo un pacto de no tener hijos, ahora tienen mascotas, así que vamos a las regiones donde todavía hay una población de jóvenes que es muy importante para asegurarles que haya demanda de educación, y porque ir a las regiones también es relevante para evitar los costos que el estudiante debe asumir cuando viaja a la ciudad, porque le toca pagar estadía, alimentación, mientras que si la universidad va a la región ellos permanecen en su tierra y allá pueden por mucho tiempo que gasten en ir de un pueblo a otro es una hora o media hora y ya están en la universidad, viven en sus casas y es más fácil que se mantengan y puedan salir adelante. Eso ayuda a la economía de las familias, que siguen de cerca en qué están sus hijos, y contribuye a crear desarrollo regional que también es fundamental.

La pandemia del Covid 19 transformó la educación de manera definitiva. Usted ha planteado que no solo hay que incorporar las nuevas tecnologías a la educación para que la toquen de manera transversal sino que además es necesario implementar carreras que estén acordes con esta realidad.

MARCO TULIO CALDERÓN PEÑALOZA, RECTOR DE LA UNIVERSIDAD LA GRAN COLOMBIA.

¿Qué carreras son esas y cuál es el proyecto para incorporarlo en el programa de la universidad?
Es necesaria la preparación de los egresados en alta tecnología porque los lleva a ser más productivos y, además, les permite automatizar los procesos para resolver los problemas más rápidamente. Mientras que una persona, por ejemplo, un abogado sin tecnología se demora ocho días estudiando un caso, con el uso de la tecnología lo puede hacer en 20 minutos o media hora, entonces tenemos que capacitar a todos los profesionales en alta tecnología; pero las carreras también tienden a cambiar. Ahora hay que hablar de la nanotecnología, de biomedicina, de agricultura de precisión con drones y con robots que están recorriendo la tierra mirando las enfermedades que pueden estar llegando a los cultivos. La veterinaria también hay que empezar a mirarla, como se ha desarrollado la ciencia de la medicina humana, y esos tratamientos requieren este tipo de nuevas carreras.

La misma gerencia de drones, administrar y manejar drones no es fácil, pero ya por ejemplo para los procesos de construcción de obras civiles y arquitectónicas, se van controlando sus desarrollos sabiendo cómo van utilizando la economía del proyecto y cómo se va gestionando en tiempo su cronograma, eso es lo que hay que enseñar en este momento a los profesionales. La tecnología, como lo he dicho muchas veces, no es el sumo de la educación pero es una herramienta muy importante para hoy. Nosotros en La Gran Colombia pudimos afrontar la pandemia con éxito porque desde el 2000 veníamos formando a nuestros docentes en ambientes virtuales de aprendizaje, y eso nos permitió ajustarnos a la nueva normalidad. Nuestros programas eran todos presenciales y, en este momento, ya tenemos tres programas de pregrado virtuales que son: Economía, Contaduría Pública y Administración de Empresas; y contamos con cinco especializaciones de Derecho en modalidad virtual y modalidad presencial en registro único que son: Casación Penal, Derecho de Familia, Contratación Estatal, Gerencia e Inteligencia de Mercados y Comercio Electrónico; y una maestría nueva que presentamos para contribuir a la cultura política del país que se llama Representación Política y Gestión Pública que lanzamos el mes pasado en el Salón de la Constitución del Congreso de la República. Esta maestría se hace en convenio con el Centro de Altos Estudios en Investigación del Congreso de la República.

Habrá carreras consideradas tradicionales que inevitablemente desaparecerán ante esta nueva realidad. De ser así, ¿cuáles cree usted que son y por qué?

No creo que las carreras tradicionales desaparezcan, lo que tienen es que acomodarse a la realidad actual que es el uso de la tecnología en todas las carreras. Por ejemplo, los abogados siempre seguirán siendo necesarios porque la alta tecnología lo que permite es hacer una automatización de los procesos, pero el pensamiento siempre será de la mente humana. Lo mismo pasa en las otras carreras. Hay que ajustar los planes de estudio para que se ayude mucho con las herramientas tecnológicas, con la implementación de los sistemas de información, y la formación en los lenguajes artificiales que son importantes.

¿Cuál es el nuevo perfil del docente universitario ante esta realidad cambiante?
El perfil del docente universitario seguirá siendo ese maestro humilde que se acerca a los estudiantes para formarlos, la persona que es capaz de mantener el asombro en el estudiante para que él encuentre la posibilidad de avanzar después con un conocimiento autónomo. Uno en la universidad no alcanza a enseñar todas las disciplinas ni todas las carreras, y lo que uno puede enseñar es entregar algunos datos, algunas teorías, pero enseñar a leer esas teorías, enseñar a hacer consensos sociales porque el nuevo profesional no tiene que trabajar solo, antes uno como profesional se sentaba en un escritorio y uno tenía que resolverlo todo. Hoy estamos acostumbrando a nuestros egresados a trabajar en equipo, eso es fundamental. En la actualidad, por ejemplo, hablamos de pluralismo, de consensos, pero la gente muchas veces es muy individualista. La educación hay que enseñarla para ser colaborativos, eso nos permite avanzar más rápido y, además, nos ayuda a convivir más. Cuando hay individualismo, hay mucho egoísmo, no hay colaboración y todos estamos en una competencia que nos puede llevar a disputas y guerras que no tienen sentido.

En este momento en Colombia se habla de gratuidad de la educación para que más estudiantes tengan acceso a la educación universitaria. También se han levantado voces señalando que así habrá más graduados con pocas posibilidades de ingresar al mercado laboral, ya que la oferta de empleo no aumenta, ¿qué opina al respecto?

Yo creo que es importante entender la formación universitaria como lo hizo el fundador de La Gran Colombia. En su oportunidad, nosotros fuimos una universidad que nació para arreglar un problema que había porque los trabajadores no podían estudiar, todas las universidades eran de jornada diurna y los que ingresaban era porque tenían plata, no había oportunidad de educación universitaria para el trabajador. Se creó, entonces, esta universidad con jornada nocturna. Al comienzo la discusión de las instituciones de educación y la sociedad se centró en que los trabajadores no tenían tiempo para estudiar. Decían: ¿A qué horas estudian los trabajadores? Ellos llegan a la universidad cansados después de una jornada laboral, y van a dormirse allá. Pues resulta que a los cinco años cuando terminaron los primeros egresados la gente se dio cuenta que esas personas estaban muy bien preparadas, que además iban a la universidad ya con la conciencia de lo que necesitaban y, además, estaban haciendo la relación entre lo que iban estudiando y el ejercicio profesional en el trabajo. Eso fue muy importante para las facultades de Derecho, Arquitectura, Ingeniería Civil y, a los pocos años, el mismo expresidente Ospina Pérez decía: ¿Por qué no se le ocurrió al gobierno lo que sí se le ocurrió a la Universidad La Gran Colombia? Y ahora vemos que todas las universidades tienen jornadas nocturnas.

Adicionalmente, el fenómeno de gratuidad a mí me parece que inicialmente fue una propuesta de la política para convencer en la política, o en la politiquería. El Estado no tiene suficientes recursos como para ofrecer educación gratuita para todos, las universidades privadas y, sobre todo, como nosotros que tenemos más o menos el 97 por ciento de nuestra población de estratos 1, 2 y 3, esas personas en la educación privada representan el 52 por ciento de la cobertura, luego el Estado tiene apenas el 48 por ciento. Si a ellos les dan educación gratuita puede que alcancen, pero no creo que cubra las necesidades totalmente; hay unos que tienen una matrícula baja pero pagan una parte. Yo creo que lo que hay que hacer es apoyar a las instituciones para impulsar una educación que no sea de élite, de costos altísimos, es que ahora hay semestres de 24, de 32 millones de pesos, eso para la mayoría de la gente no es válido porque es demasiado costoso. Las matrículas de esta universidad, por ejemplo, la más alta vale 5 millones 800 mil pesos el semestre y eso es asequible. Cuando se creó la Universidad La Gran Colombia en 1951, su fundador Julio César García Valencia, decía una frase muy bonita y era que “los estudiantes sean papás de sí mismos” para que con su peculio profesional paguen su estadía, su alimentación, su universidad y se formen, y por eso mantenemos una matrícula que esté al alcance para ellos.

¿Cuál es el legado que quisiera dejar para el mundo académico y universitario en Colombia?

El legado más importante es llevar la universidad a la región y mantener los fines que el fundador hizo al crear esta universidad, que sigamos ayudando a los estratos 1, 2 y 3 con educación de alta calidad, ¡honrando la certificación de alta calidad! porque ¿de qué sirve tener una universidad con una certificación y después hacer las cosas mal hechas? eso no se puede. Nosotros trabajamos para lograr que nuestros egresados, como lo hicimos al comienzo, sean capaces de salir a generar empresas y a crear empleos, no a quedarse esperando a ser empleados.

Cuando no está dedicado a su trabajo como rector, ¿qué le gusta hacer, cuáles son sus pasatiempos favoritos?
Ahora que estoy ejerciendo la rectoría de la Universidad quiero decirle que no le queda a uno tiempo de nada, apenas el pequeño espacio para descansar.

¿Hay miembros de su familia que deseen seguir sus pasos en el mundo académico?

Un hermano mío fue también educador y mi hija acaba de graduarse de Lenguas Modernas en la Universidad Javeriana, habla cuatro idiomas, y en este momento está terminando su formación en música para la educación y música de dirección coral. Ojalá ella continúe por los lados de la educación porque es prestar un servicio a los demás, cuando uno hace eso, hace patria. Yo ahora puedo decir que estoy 24/7 dedicado a la educación.

El doctor Marco Tulio Calderón Peñaloza es abogado grancolombiano. Especialista en Pedagogía y Docencia Universitaria, Magister en Derecho, con amplia experiencia en la normativa jurídica; ejerció funciones como Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad La Gran Colombia, también es Asesor Jurídico y litigante con más de 20 años de experiencia. En los últimos años, ejerció el cargo de Vicerrector Jurídico y Secretario General de la institución en la que se ha formado.

Anterior ASÍ ES LA SEÑORITA BOGOTÁ 2022: MARIANA POTES MORALES
Siguiente AMC propone un noviembre con series para todos los gustos

Autor

Revista MOMENTOS
Revista MOMENTOS 4585 posts

La Revista MOMENTOS es una bella publicación bimestral, impresa y digital, sobre Estilo y Calidad de Vida. Salud, Belleza, Viajes, Ambientes & Diseño, Tecnología, Cultura, Arte, Moda, Educación, Espectáculos, Entretenimiento, y Personajes de Actualidad, son algunas de las secciones incluidas en esta interesante publicación. Si desea recibir las próximas ediciones de la revista en formato virtual, escríbanos a inforevistamomentos@gmail.com, y se la enviaremos a su dirección de correo electrónico. Gracias por seguirnos.

Puede Interesarte

Educación 0 Comments

Recomendaciones para promover un sistema educativo inclusivo 

·       Solo el 29% de estudiantes de 15 años en Colombia tiene acceso a software educativo, según la UNESCO.   ·       En el Education Summit 2021 de C&W Business, expertos en tecnología y educación analizaron las

Sociales 1Comments

JESÚS ANTHONY BRAVO: LA VOZ DE LOS COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR

Su trayectoria no corresponde a la del político tradicional que solo aparece en campaña. Todo lo contrario, es un personaje que se ha distinguido por su gestión social en favor

Entretenimiento 0 Comments

Cristina Hurtado y Josse Narváez anuncian que serán nuevamente papás

El anuncio lo hizo directamente Cristina durante la emisión en vivo de Guerreros de Canal 1. Volverán a hacer padres después de 15 años Completo video de cómo le dieron

0 Comentario

¡Sin comentarios aún!

Puedes ser el primero ¡Comenta esta publicación!

Deja una respuesta